Adaptaciones a rodillo (divagaciones razonables)

En otros hilos hemos hablado sobre la importancia de usar ventilador en rodillo para poder hacer sesiones de entrenamiento con cargas razonables y que realmente supongan un buen entreno para el usuario. En esta ocasión vamos a comentar algo que venimos observando con los años de práctica de rodillo y que nos parece curioso e interesante.

Al parecer, nos adaptamos a hacer rodillo, esto quiere decir, que para una persona con un estado de forma determinado X, cuando comienza a hacer rodillo, su capacidad de transmitir potencia en condiciones de ventilación razonables, disminulle un % que poco a poco va decreciendo a medida que se van haciendo mas sesiones indoor. Es decir, las constantes que podemos observar como el pulso y la potencia se van ajustando hacia lo que debería mover en entrenamiento outdoor. En algunos casos concretos, incluso se aprecia una igualdad entre la capacidad de producir potencia en rodillo y outdoor, siempre esto observado en ciclistas que realizan mas del 70% de sus entrenamientos indoor durante una duración de al menos 2 meses.

¿Cuales son las posibles causas? Podría ser la adaptación al tipo de inercia, bastante diferente en rodillo vs carretera o campo, adaptaciones a la realizar cargas de trabajo en unas condiciones de temperatura y humedad muy constantes y que se repiten en el tiempo..

Una de las razones por las que escribí esta entrada y que me gustaría debatir en su hilo en el foro, es precisamente las malas sensaciones que solemos tener la mayoría el primer día del invierno que hacemos rodillo y que luego esas sensaciones van cambiando.

Aclarar que solo se trata de transmitir una idea que ha surgido de la observación, pero que no se han sacado conclusiones científicas ni hemos hecho ningún estudio al respecto, por lo que solo debe tratarse como una opinión.

Hilo en el foro