DIFERENTES OBJETIVOS: INDIVIDUALIZACIÓN Y ESPECIFICIDAD

Uno de los principios básicos a la hora de crear cualquier plan de entrenamiento es el principio de INDIVIDUALIZACIÓN. Según este principio, cada individuo tienes sus prioridades, sus cualidades y su disposición de tiempo para entrenar. No podemos implementar un mismo método de trabajo en un ciclista que sólo puede entrenar 8 horas a la semana, y en uno que dispone de 5 horas al día.
En esta entrada, y yendo un poco más lejos, vamos a insistir en otro principio básico, el principio de ESPECIFICIDAD, según el cual se debe hacer especial hincapié en los objetivos de cada individuo, adaptando el entrenamiento de cara a conseguir las máximas adaptaciones posibles de cara a la consecución de los objetivos.
No hay nada mejor para entender este concepto que utilizar el ejemplo de 2 de nuestros ciclistas:
CICLISTA DE CATEGORÍA MASTER-30
Su objetivo es la participación en carreras que raramente suelen exceder los 80km de distancia, y que tienen un alto componente anaeróbico. La gráfica tipo de estas carreras es la siguiente:
Se puede observar claramente el alto ritmo de estas carreras. Las adaptaciones que tiene que conseguir este corredor irán encaminadas a soportar altos ritmos anaeróbicos de manera repetida. Para ser capaz de adaptarse a esta circunstancias, deberá realizar series anaeróbicas con escasa recuperación entre las mismas. Un ejemplo sería el siguiente:
7x’ a 300W con R4′ a 100W
Estas series se realizan de manera perfecta con el potenciómetro y se puede comprobar cómo el entrenamiento solicitado (7×3′ a 300W con R4′ a 100W) se cumple a rajatabla. Si solicitamos a cualquier ciclista que haga este entreno guiándose sólo por pulsaciones, la tónica general es hacer la primera serie en torno a 320W, y acabar la última a 270W como consecuencia del agotamiento.
TRIATLETA DE DISTANCIA OLÍMPICA
Nuestro segundo deportista tiene su objetivo en mejorar la parte de la bicicleta del triatlón olímpico (40km). Se trata por tanto, de encontrar una gráfica similar a la siguiente:



90′ a 225W (90% Umbral Funcional)



El objetivo es alcanzar un alto rendimiento en la parte alta de su zona aeróbica evitando en la medida de lo posible la generación de ácido láctico. El principal objetico para nuestro deportista será hacer crecer su Umbral Funcional, y trasladarlo luego a la distancia en carretera.
Un ejemplo tipo de entrenamiento para conseguir estas adaptaciones es el siguiente:
4×12′ a 245W (100% Umbral Funcional) con R5′ a 100W
Según el principio de INDIVIDUALIZACIÓN, cada uno de estos deportistas tiene un plan que hemos adaptado a sus circunstancias personales. Según el principio de ESPECIFICIDAD, para cada uno de ellos hemos hecho hincapié en los ejercicios necesarios para conseguir las adaptaciones necesarias para cumplir con sus objetivos.

El Equipo de Ciclociencia
Entrenamientos Personalizados