EL ENTRENAMIENTO CON PULSÓMETRO

Muchas de nuestras entradas de blog tratan acerca de los entrenamientos a través de potenciómetros, pero no es porque pensemos que es la única manera de entrenar, sino porque creemos que es un método todavía desconocido para mucha gente y que puede ser interesante tratarlo más en profundidad.
Cada vez es más frecuente que a la hora de consultarnos la gente nos realice la siguiente pregunta: ¿También realizáis entrenamientos basados en pulso, o sólo os basáis en potencia?No sólo realizamos también planes de entrenamientos basados en la frecuencia cardíaca, sino que éstos representan la inmensa mayoría de ellos.

De hecho, incluso si vamos un poco más lejos, al elaborar cualquier plan de entrenamiento aunque éste sea basado en datos de potencia, durante buena parte de la temporada (fundamentalmente en épocas de base con mucho volumen) solemos marcar las zonas de entrenamiento a través de la frecuencia cardíaca. La experiencia nos ha demostrado que al planificar amplios rangos basados en potencia, los atletas tienden a “apuntar” hacia la zona alta del intervalo.

Conociendo el rendimiento de cada deportista, se pueden realizar series de manera excelente a través del pulsómetro. Lo único que hay que tener en cuenta es que el pulso lleva cierto  “retardo” respecto al esfuerzo, de manera que si realizamos cierto trabajo, nuestro pulso subirá, pero lo veremos con un retraso de aproximadamente 20”-30”. Por eso, tratamos de hacer ver a nuestros deportistas que durante el comienzo de una determinada serie, tienen que tener cuidado de no “darlo todo” durante el primer minuto para que el pulso suba al umbral establecido. Hay que conocerse, escuchar a tu cuerpo, y medir los esfuerzos.
En el siguiente ejemplo se muestra el entrenamiento en el que pedimos realizar 5×5′ a 170-175 ppm medias.
5×5′ en torno a 170-175ppm medias
Como se puede observar, el pulso en creciente durante todas las series, especialmente a partir de la segunda, ya que se acumula cierta fatiga. Nuestro deportista realiza un esfuerzo estable durante todas las series (así nos lo indica su potencia estimada), y el pulso no deja de crecer durante la duración de las mismas. Se puede observar claramente cómo el aumento de pulso es progresivo al principio, acabando cada intervalo en torno a 172-173ppm medias.
Si observaís los datos de cada intervalo, podéis comprobar que excepto la 1ª serie, el resto son más o menos idénticas. Por ello, solemos aconsejar fijarse en los datos obtenidos en la segunda serie, e intentar replicarlos en las siguientes.

El Equipo de Ciclociencia
Entrenamientos Personalizados

5 pensamientos en “EL ENTRENAMIENTO CON PULSÓMETRO

  1. Pues ya me aclarais el panorama con mis series de estas dos semanas, jejejeje… Andaba precisamente preocupado por los datos de pulso de la primera serie

  2. Si tengo que entrenar en la zona 5 de mi umbral, supongamos que a partir de 180 ppm, pero me es imposible llegar a tantas pulsaciones. ¿Estoy trabajando en esa zona 5 ya que mi percepción es de que voy a “tope” o realmente trabajo en zona 4?. Gracias y enhorabuena por el blog.

  3. Ese precisamente es uno de los mayores inconvenientes del entrenamiento por pulsómetro, el entrenamiento de las series anaeróbicas.

    El pulso puede variar mucho por causas an diversas como la fatiga, el stres, o el calor, por citar algunas.

    En caso de fatiga, el pulso no sube todo lo que debería, por lo que te resultará imposible llegar a 180ppm. Sin embargo, si pudiésemos medir los datos de potencia, veríamos como el esfuerzo realizado si se puede corresponder que el trabajo correspondiente a la zona5, por lo que estaríamos estresando dicha zona, y no la zona 4.

    Un saludo.

  4. BUENAS, YO SUELO SUBIR EN SERIES EN BICI HASTA 186 O 188 PULSACIONES, PERO CORRIENDO NO PASO DE 183 EN COMPETICION, ES ESTO NORMAL

Los comentarios están cerrados.