LA CADENCIA EN EL ANGLIRU

En esta edición de la Vuelta a España hemos podido asistir al espectáculo que supone ver el Angliru como final de etapa. Es un puerto que se ha convertido en el reto personal de muchos aficionados al ciclismo y por ello nos ha parecido interesante comentar algunos aspectos de la cadencia y el desarrollo empleado en esta ascensión.

Entre los cicloturistas es habitual tener 1 o 2 piñas disponibles como mucho para colocar en nuestra rueda trasera, esto quiere decir, que quizás tengamos un piñón de 25,27 o 28 como máximo y un plato de 39 dientes si usamos desarrollo convencional o de 34/36 si usamos compact. Este desarrollo en principio parece suficiente para ascender cualquier cosa, pero el Angliru es un puerto muy especial, e incluso con un 34×28 nos va a costar sudar la gota gorda para ascenderlo.

Haciendo números, si solo contamos la parte dura, es decir, cuando quedan 6,6km, para un ciclista que pueda mantener 4W/kg durante esa distancia, si dispone de un 34×28 (2,52m por pedalada), necesitará estar 42’ a 62rpm de media, algo que no parece descabellado en la subida de un puerto. El problema está en que para pasar el km duro al 17,5%, necesitará estar 8’ a 49rpm de media, lo cual ya es bastante incómodo y quizás nos obligue hacer alguna que otra “s”. Pasar la “Cueña Les Cabres” nos costará 35rpm e ir a 5km/h!!!! y esto es con un  34×28. Si llevamos un 39×27, algo probable en muchos ciclistas, pasaremos por esta pared a 30rpm, algo que ya pasa a ser muy muy incómodo y que nos va a obligar a retorcernos como nunca, además de tener que evitar esa pendiente haciendo zig-zag, ya que de lo contrario podemos perder el equilibrio.

Analizando lo que hicieron los profesionales, nos parece interesante ver el caso de Cobo, el cual hizo una grandísima elección a la hora de elegir desarrollo montando un  34×32 (2,21m por pedalada). Según el cronometraje y suponiéndole 69kg de peso, debió promediar 6w/kg durante toda la subida al puerto (12,6km). Tomando estos 6w/kg como la potencia aproximada para los 6,6km finales al 13%, Cobo podría haber subido a 105rpm de media si hubiera usado el máximo desarrollo. Para el km duro al 17,5%, pudo haberlo pasado a 80rpm de media, mientras que en el momento más crítico de la ascensión, al 23,5%, pudo pasarlo a 60rpm, una cadencia muy llevable para mantenerla durante unos minutos.

El ciclista aficionado no tiene acceso a los mismos medios que un ciclista profesional, pero desde luego, si nos gusta afrontar subidas de este tipo, puede ser una buena inversión, tener por ahí guardada una piña con una buena “paellera” para estas ocasiones.

A continuación, presentamos las diferentes cadencias para 3 corredores que pueden mantener 4, 5 y 6 w/kg en un tramo determinado. El color amarillo representa una cadencia baja y el rojo muy baja.

Ciclista que puede mantener 4w/kg

6,6km al 13,5%
1km al 17,5%
máxima de 23,5%
34×32
70 rpm
54
41
34×25
55
42
32
39×25
48
37
28

Ciclista que puede mantener 5w/kg

6,6km al 13%
1km al 17,5%
máxima de 23,5%
34×32
87 rpm
66
50
34×25
68
52
39
39×25
60
45
34

Ciclista que puede mantener 6w/kg

6,6km al 13,5%
1km al 17,5%
máxima de 23,5%
34×32
100 rpm
80
60
34×25
81
62
47
39×25
70
54
41